Global Education Monitoring Report

La educación y los otros ODS

Este informe examina de qué manera la educación puede acelerar de distintas formas la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con el trabajo decente, las ciudades sostenibles y la justicia, por ejemplo mediante el desarrollo de capacidades profesionales.

CRÉDIT: Reginald Louissaint Jr./Save les enfants. Esther, une infirmière au dispensaire St. Paul de Moulines dans le département de Grand'Anse à Haïti, conseille les femmes sur la planification familiale.

En muchos países, el número de trabajadores sociales adecuadamente capacitados es insuficiente para poder alcanzar el ODS 8 sobre trabajo decente y crecimiento económico. En Etiopía, el 60% de los trabajadores sociales del sector público entrevistados dijeron que carecían de la formación necesaria. Algunos países están incrementando su acción de capacitación: China apunta a contar con 230 000 nuevos trabajadores sociales para 2020. En Sudáfrica, el número de trabajadores sociales aumentó en un 70% entre 2010 y 2015.

Más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades. Por ende, para alcanzar el ODS 11 relativo a ciudades y comunidades sostenibles, se requieren planificadores urbanos para mejorar los asentamientos informales y prepararse para futuros aumentos de la población. Muchos países enfrentan una grave escasez de profesionales de la planificación (figura 17). La India necesita 300 000 planificadores urbanos y rurales para 2031; en 2011, tenía unos 4 500. Los programas de planificación deben integrar la planificación física, medioambiental y social, incluyendo la educación. Los funcionarios locales en países como Malawi, Mozambique y Namibia necesitan desarrollar sus capacidades de planificación.

Figura 17: Faltan planificadores urbanos en África y Asia

Para alcanzar el ODS 16 sobre paz, justicia e instituciones sólidas, deben mejorarse los requisitos de educación y la formación de las fuerzas del orden, para ayudar a crear confianza y reducir los sesgos y el uso de la fuerza. En los Estados Unidos de América, la duración media de la formación policial es de 19 semanas, en comparación con 130 semanas en Alemania. Solo el 1% de los departamentos de policía de los Estados Unidos de América exigen un título universitario de cuatro años; los funcionarios policiales con títulos universitarios eran menos propensos a hacer uso de la fuerza. Algunos países, como Singapur, han utilizado la formación para atajar la corrupción policial; otros, como Indonesia, han colaborado con socios internacionales para mejorar la capacidad profesional de la policía.

Se estima que 4 000 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso a la justicia, lo que implica la necesidad de crear capacidades en el ámbito jurídico. La educación judicial varía según los países. La formación suele durar de tres a cinco años, pero no siempre se requiere un título de abogado para convertirse en juez, incluso en países de altos ingresos. Algunos países, como por ejemplo Francia, proporcionan una amplia capacitación profesional inicial una vez que se han seleccionado los jueces. Países como Ghana y Jordania tienen instituciones de formación permanente para los jueces.

Años anteriores